Ruta Históricapor Petrer

Monumentos e Historia

Petrer es una ciudad industrial que te ofrece una gran variedad de propuestas de ocio, festivas y culturales, pero también cuenta con un extenso término municipal y un rico pasado que va desde la prehistoria, ocupados por iberos, romanos, musulmanes y cristianos, hasta llegar a nuestros días.

Las visitas al Castillo y casas-cuevas de la muralla tienen lugar de martes a viernes a las 11, 12 y 13 h (salida desde la Oficina de Turismo) y sábados, domingos y festivos a las 11, 12 y 13 h (salida desde la Puerta del Castillo). Estas visitas te conducirán por distintos puntos de Petrer para descubrir cómo vivieron los diferentes pobladores.

Lugar de inicio de nuestra ruta. Fue y es el epicentro de Petrer, en ella se congregaba la fuerza política, religiosa y económica de la ciudad. Además podrás disfrutar de las obras de Tejiendo Petrer.

Iglesia San Bartolomé, Apostol

Construida en 1779 sobre la antigua iglesia, en la fachada del templo destaca el escudo del conde de Puñonrostro, promotor de la obra.

Plaça de dalt

Siempre se ha considerado que fue el zoco de Bitrir, nombre árabe de Petrer. Con el paso de los siglos, se convirtió en el centro del ocio y del comercio del Petrer tradicional, siendo el lugar donde se ubicaban tiendas, cafés e, incluso, un casino.

Arco del Castillo

Es la única puerta que separaba los barrios durante la época medieval que se conserva. Este arco dividía los barrios y por las noches se cerraba para proteger a los vecinos de cualquier peligro.

Casas-cueva de la muralla

Excavando la propia muralla del castillo, varias familias construyeron sus viviendas a finales del siglo XIX, estando habitadas hasta hace 40 años. En ellas podrás ver cómo se vivía y diferentes enseres domésticos de estos habitantes.

Castillo

Un enclave estratégico desde donde se domina el valle del Vinalopó. Se construyó en la época musulmana (siglo XII) y se remodeló en la época cristiana (siglo XIV).

Virgen del Remedio

La imagen de la patrona de Petrer se sitúa en una hornacina construida en 1870.

Horno romano de Villa Petraria

Recuperado recientemente, se trata de un taller alfarero dedicado principalmente a la fabricación de tejas y ladrillos, estando en uso en el siglo III d.c.